Testimonios de “El precio de ser madre”: Samanta Villar, madre de gemelos

La reproducción asistida en general y la que usa óvulos de donantes en particular tiene muchas facetas y no se puede ni se debe resumir de forma simplista. La investigación que Júlia Bacardit está llevando a cabo documenta casos de todo tipo, recogiendo testimonios y experiencias muy diversas. Iremos publicando los extractos de algunos de esos testimonios para ilustrar la complejidad moral, económica, social y legal de la cuestión. Debemos tener en cuenta, también, que la situación en España no es como la de otros países; por ejemplo, en Alemania, Noruega y Suiza la donación está prohibida por el riesgo de explotación del cuerpo de la mujer; en Italia y Francia no se permite compensar con dinero a las donantes, más allá de aquellos gastos que puedan justificar. Otros países, como el Reino Unido, Holanda, Bélgica o Nueva Zelanda, no permiten que la donación sea anónima y los nacidos de óvulos de donantes tienen derecho, al alcanzar la mayoría de edad y si quieren, a conocer su origen biológico. En España no hay ninguna de estas restricciones.

Hoy conoceremos el caso de…

Samanta Villar, madre de gemelos

La periodista Samanta Villar es madre de gemelos por ovodonación, y periodista. Ha contado la verdad a sus hijos y está en contra del anonimato en las donaciones

A los hijos hay que contárselo todo. Del mismo modo que les cuento que estuvieron en mi vientre, les cuento que salieron de una ovodonación. Tengo un cuento de una conejita que no tenía semillas y otra conejita le prestó las suyas. Les empiezo a contar que nos prestaron las semillas; lo que no les cuento es que al resto de madres eso no les pasa. Un día lo sabrán.

A ellos les gusta conocer sus orígenes. […] De hecho me gustaría que la donación no fuera anónima. Algún día la ley cambiará; caerá por su propio peso, porque el derecho a conocer tus propios orígenes está incluido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Algún día habrá que llevarlo a los tribunales y ganarlo. No descarto luchar por ello, en el futuro, pero esperaré a que mis hijos sean mayores de edad. Si ellos tienen interés yo les ayudaré, creo que sería interesante conocer a la donante, ver en qué se parecen, ampliar la tribu —puede que no nos entendiéramos y no haría falta que formara parte de nuestras vidas, ¡pero puede que sí! ¿Qué podemos perder? Ella no podría lamentarse por sus hijos porque una cosa es la carga genética y la otra es tener hijos; tener hijos es algo que no tiene que ver con los genes y va mucho más allá.

Este testimonio forma parte de El precio de ser madre, libro fruto de la investigación que Julia Bacardit está llevando a cabo sobre la donación de óvulos y la reproducción asistida. Si quieres apoyar la investigación de Julia, participa en nuestro Verkami.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s